Wayne & Martha

Wayne y Martha Myers

Wayne y Martha Myers

Wayne y Martha Myers son los fundadores y directores fieles de la Asociación La Gran Comisión Evangelística.

Han servido como misioneros y mentores para muchos líderes por todo el mundo. Han vivido en México por más de 70 años. Ahora a la edad de 98 y 94 años respectivamente, continúan influyendo a través de su liderazgo y consejo. El Hno. Wayne sigue predicando de dos a tres veces por semana y sigue también recaudando fondos para los proyectos de un sin número de pastores, y para la obra de Dios en muchas naciones desde su hogar en la Ciudad de México. Wayne fue salvo a la edad de catorce años en una Iglesia Bautista en Mississippi Central, Estados Unidos.

Dios le habló audiblemente mientras estudiaba en una escuela bíblica en Pasadena, California. Dios le dictó audiblemente cómo sería su llamado. Dios le dijo: "Te estoy enviando a Mexico a servir a mi cuerpo”.

Dios le dijo que su vida sería un caminar de fe, sin compartir sus necesidades personales con nadie excepto con su Padre Celestial. Tampoco podría comprar nada a crédito ni podría pedir prestado ni un centavo a nadie.

Él Hno. Wayne y su esposa siguen viviendo bajo esas instrucciones hasta el día de hoy y nunca carecieron de nada. ¡Toda la alabanza sea a nuestro Dios pues Él es fiel!

Su ministerio ha tenido muchas facetas, enseñando a los niños durante los primeros seis años, teniendo campañas de salvación y sanidad por todo México y en varias naciones.

Vieron a muchos ser salvos y fueron testigos de milagros incluyendo oídos sordos abrirse, ojos de ciegos que volvieron a ver, paralíticos sanados y los endemoniados ser libres.

Las Iglesias se edificaban y Jesús era exaltado. No tienen Iglesias a su cargo directamente pero son pastores de pastores.

Han donado muchas bicicletas, caballos, autos y camionetas (docenas hasta el día de hoy), equipos de sonido, una avioneta para una pareja de misioneros en Mozambique, así como muchos recursos de literatura cristiana (Recientemente se enviaron biblias en el idioma maya para Yucatan, Mexico).

Con la ayuda de Cristo Para Las Naciones y sus amigos en México y otras naciones, ayudaron a comprar propiedades así como a ponerle techo a más de 6,000 iglesias grandes y pequeñas con diferentes costos dependiendo del tamaño, ubicación y número de creyentes.

Hasta hace un tiempo, ellos estaban en una congregación diferente cada fin de semana enseñando la fe y retando a los creyentes a hacer promesas de fe. La mayoría de las Iglesias grandes de México han recibido ayuda a través de ellos.

Wayne y Martha Myers apoyan a orfanatos en México, Ucrania, India, África, además de Centro América en Guatemala.

Ellos también ayudan a alimentar a los niños pobres en diferentes pueblos en México.

A raíz de la pandemia (covid-19) de este 2020, comenzaron a dar despensas a través de algunos ministerios a los mas afectados. (Familias que perdieron sus trabajos, cerraron sus negocios, o simplemente viven en una situación de precariedad).

La realidad, es que apoyan el ministerio misionero en más de 20 naciones cada mes, incluyendo España, Botswana, Zimbabue, Venezuela, Tailandia, Argentina, Guatemala, Ucrania (niños huérfanos bajo el ministerio de los McCains), Kenia (Misioneros Mexicanos), y la lista continúa. También otorgan becas parciales a estudiantes en una Escuela Bíblica en México, así como a un gran número de estudiantes extranjeros en CFNI en Dallas, TX. y otros tantos en CFNI en Medellin, Colombia.

Si tú, querido hermano, sientes una carga por alguno de estos ministerios de alcance o por las becas para los estudiantes, ellos estarían muy contentos de enviar tu ofrenda a los ministerios designados.

Las ofrendas otorgadas llegan a las causas designadas en su totalidad. Para mas información, favor de enviarnos un correo a mexicomyers@hotmail.com y nos pondremos en contacto contigo.

Los Myers no tratan de explicar cómo funciona la economía de Dios, simplemente la disfrutan a diario.  

Viven en una casa regalada por hermanos mexicanos en Ciudad de México y manejan un vehículo que también les regalaron algunos hermanos Mexicanos.

Su lema en la vida siempre ha sido:

"Vivir para Dar y Vivir para Servir."